Hacía un mundo Cashless

Crypto resorces

La lucha entre el control y la descentralización​: Libra, DCEP y Bitcoin, ¿alternativas?

Voy a permitirme analizar brevemente los activos digitales o criptomonedas que consideró están en el debate del mundo Cripto, tratando de no tomar apasionamientos desmedidos.

 

Antes aclaro que existe un sin fin de criptomonedas a día de hoy, analizarlas todas sería imposible pero además de ello sería una perdida de tiempo, mi intención es hacerlo sobre las alternativas que a mi parecer son las más importantes, el resto son experimentos que morirán o ¿no?, pero que no son para efectos de este análisis, relevantes.

 

Breve comparativa: Bitcoin, Libra y DCEP

Comparativa Bitcoin, Libra y DCEP

 

 

Libra, la “alternativa” de occidente.

Libra (la stablecoin propuesta por facebook con otros socios), lanzo un nuevo white paper con modificaciones buscando ser aceptada a los ojos de los órganos reguladores de USA y del mundo entero (menos China y luego explicaré por qué). Dentro de las modificaciones que realizaron y que ahora proponen están:

  1. La oferta de una única stablecoin en lugar de una multi currency como se decía en el white paper de 2019.

  2. Una mejora en la seguridad del sistema de pagos de Libra, adecuándose a un marco regulatorio y de cumplimiento más robusto y consensuado con los órganos reguladores de USA (y en teoría del mundo entero). Este punto es clave, no lo comentaré ahora a profundidad, pero es el que cambia la forma en que USA mira ahora a este proyecto, ya que están de acuerdo a apegarse a las reglas del juego que marque la FED.

  3. La renuncia de Libra hacía una transición futura a un sistema permissionless, es decir no hay transición hacia un sistema dónde quién quiera usarlo no necesite pedir permiso para ello. Otro punto clave para que Libra sea vista con otros ojos, Bitcoin, padre de todos estos sistemas de activos de criptomonedas puso sobre la mesa la descentralización como EL punto de «control» y de confianza de la red, es decir la red es confiable porque nadie controla la red de manera individual, sino entre todos, y NADIE necesita permiso para participar de ella. Por obvias razones, esto no gusta a los órganos reguladores, lo que quieren es el control, por ello este cambio en las intenciones de Libra hacia facilitar el control es clave para sus aspiraciones.

  4. La construcción de un diseño robusto que permita proteger el sistema de reservas de Libra.

 

Con base en estos 4 grandes puntos, la asociación Libra ha dado un giro al debate con el que nació y ha cambiado un poco el discurso en los países, principalmente en USA, de rechazo a dialogo. El otro factor que ha hecho cambiar el discurso de los principales órganos centrales de los países (la FED y el BCE principalmente) es China.

 

DCEP, la “alternativa” de China.

China desde hace algún tiempo se ha venido pronunciando de manera abierta (todo lo abierto que el régimen chino permite) sobre una cierta posición favorable al mundo de los cripto activos. De hecho los grandes exchanges de cripto activos son chinos y los grandes pools de minería de las principales criptomonedas también.

 

Así, China ha venido manejando sus mensajes y sus movimientos. Hace ya algunos meses, se empezó a comentar que China estaba a favor de Bitcoin (de hecho China lanzó una iniciativa a favor del uso de la Blockchain), y China en un principio no lo desmintió. Algunos analistas dicen que ese fue el motivo de la subida de Bitcoin a cerca de los 12.000 USD de hace unos meses.

 

Posteriormente el gobierno Chino aclaro que estaban razonablemente a favor del uso de la tecnología blockchain pero no de Bitcoin (para quien no lo sepa, blockchain es una tecnología derivada de Bitcoin, aunque esto puede generar cierta polémica).

 

Estos mensajes no muy claros estaban, creo yo, tratando de evitar mostrar las cartas reales, que son el hecho de que desde hace unos 5 años, China viene trabajando en una stablecoin denominada DCEP (Digital Currency Electronic Payment, DC/EP) cuyo objetivo es mantener una paridad 1 a 1 con el RenMinBi (o Yuan como se le conoce en el mundo) y además convertirse eventualmente en una moneda digital global similar o que reemplace al dólar en las operaciones de comercio e intercambio internacionales.

 

Todo ello derivado de que China ve en Bitcoin un peligro para su soberanía, indicando que las monedas digitales solo deben ser emitidas y controladas por los gobiernos y los bancos centrales, y que no deben ser usadas para especular (realizar trading).

 

Al igual que la FED y el BCE, el motivo de fondo es el temor a perder el control en el flujo de valor, que al final de cuentas es perder el poder.

 

Este último punto y el de perder la posibilidad de rastrear fácilmente la identidad de quién realice una operación, es el principal argumento de los gobiernos y entidades centrales para estar en contra de las criptomonedas como Bitcoin.

 

Ante esta situación, China ha venido trabajando en tratar de adelantarse a la adopción (que por otro lado es inevitable y, con la situación del Covid19, aún más) de una moneda digital, por ello de manera sigilosa ha venido trabajando en ella.

 

EL DCEP será lanzado de manera masiva en unos meses, sin embargo ya están realizando pruebas y con un régimen como el Chino, que ha indicado dónde deben usarse y cómo (no ha preguntado, lo ha dicho) se espera que la masificación de su uso se de en breve. Para quienes conozcan el mercado Chino sabrán que prácticamente el uso del dinero físico no existe, Wechat Pay, Alipay y Huawei Pay son de uso cotidiano, por lo que la adopción no será un problema.

 

El DCEP no será una stablecoin descentralizada. Todo lo contrario, estará férreamente controlada por el gobierno, quién podrá no solo saber en qué momento se ha realizado una transacción y por qué importe, sino que sabrá entre quienes, qué, cuándo, dónde y podrá hacerlo al segundo, de manera completamente controlada.

 

Mientras tanto, en el mundo occidental, se debate otro modelo de control, el propuesto por Libra, con objetivos similares, pero que debe pasar por la aprobación de más socios (en eso China juega con ventaja, no tiene que preguntarle a nadie), donde debe pasar por establecer reglas claras sobre quiénes tendrán acceso a qué y cómo.

 

Y lo más importante, cómo asegurar que no se pierda el control que los gobiernos tienen sobre los activos de los pobladores de cada uno de sus países.

 

Bitcoin, la Alternativa de Internet.

Hay una tercera opción, de hecho es la que vino a revolucionar todo este mundo de los Cripto activos, es Bitcoin, una criptomoneda que, guste o no, a día de hoy tiene un precio, si se le compara con el dólar, de más de 7.000 dólares, que es in confiscable, con una política monetaria conocida, predecible y confiable, que es descentralizada y segura.

 

Bitcoin nació con la intensión de eliminar intermediarios, dotando a sus tenedores la posibilidad de realizar transacciones entre ellos sin necesidad de un tercero, es en esencia, un concepto sencillo, es un protocolo de intercambio, persona a persona, de valor con muchas ventajas tan importantes como la posibilidad de disponer de tu dinero cuando lo creas conveniente, de evitar el doble gasto, de actuar como si fueras tu propio banco y de privacidad en tus transacciones con otros, sin tener que ceder toda tu información (Bitcoin es pseudoanónimo: las operaciones en Bitcoin son publicas y cualquiera puede revisarlas, pero no así la identidad de quién las haya realizado, aunque existen maneras de desanonimizarlas, pero no es menester de este artículo).

 

Bitcoin es el peligro que ven los gobiernos y los bancos centrales, ya que propone una descentralización total del dinero, eliminando intermediarios, reduciendo tiempos y acortando distancias.

 

Pero en el fondo, Bitcoin es una serie de protocolos más complejos pero que introducen conceptos muy interesantes y útiles como la Inmutabilidad de las operaciones en la red, las reglas de Consenso que mantienen a la red unida, la Proof of Work o Prueba de Trabajo que es el concepto sobre el que se basa la Descentralización y la Confianza de la red, la inmediatez de las operaciones (mucho más rápidas que la red SWIFT de los Bancos Centrales) y la seguridad en la criptografía usada.

 

El principal problema de Bitcoin, por lo que he podido ver, es la ignorancia sobre su funcionamiento, la mayoría de la gente lo ve como algo ilícito, difícil y sin sustento (por resumir muchísimo los puntos). Nada más lejos de la realidad, detrás del desarrollo de Bitcoin hay toda una arquitectura, tanto técnica como funcional sustentada en principios que podrán gustar más o menos, pero que no nacen de la nada, como los principios de política monetaria basados principalmente en las teorías de la economía Austriaca, o en los fundamentos de criptografía que sostienen en gran medida la seguridad de la red o en la Prueba de Trabajo, que es complemento de la seguridad y que aporta el sustento del valor de la moneda.

 

Sobre la mesa está el debate sobre Bitcoin y hay todo un movimiento sobre el desarrollo de la tecnología que está buscando hacer de Bitcoin algo más fácil de usar y cercano al usuario común y corriente, pero que mueve muchísimo dinero. Según el sitio especializado Coindesk a fecha de publicación de este artículo, Bitcoin tiene un Market Cap de $141.60B. Con una creciente inversión de empresas en su desarrollo siendo algunas de las más destacadas Blockstream o Chaincode Labs.

Pero lo más destacable es la comunidad de desarrolladores, con cerca de 700 desarrolladores, este proyecto Open Source no deja de sorprender a propios y extraños.

 

El dinero, tal y como lo conocemos hoy día, creo que ha llegado a tocar fondo, ahora toca ver hacia dónde nos movemos, pero no en manada, sí con cabeza y con sentido.

El mundo, antes de la crisis del Covid19 estaba cambiando a 20 km/h y a partir de ahora dará un giro para acelerar el cambio a 100 km/h.

 

Toca estar atentos a las opciones y tratar de escoger no solo la que la mayoría elija, desafortunadamente no siempre la mejor opción es la que más se usa, sino escoger la que nos brinde la posibilidad de gestionar nuestro valor de forma segura y libre. Se lo debemos a nuestros hijos, el momento es ahora. 

¿Te resultó útil este contenido? Déjanos un comentario por favor.
5/5


Puedes dejarme una propina vía Lightning network

 

o vía Paynyms de Samourai Wallet:

PM8TJR2yPtx5JS8e8CuwXBZMay67mg1RKrtVptBRZQD5qCyZc1rosVCbScFmzgYYrQtVmc6cJZ2hCK2nBra3KAXxXCKPU4K4vRPjnBqGCYKYRUwimKnA +crimsontruth10e

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: